Legado de la Expo' 92

Construido para la Exposición Universal Sevilla 1992 y recuperado para el público tras una amplia remodelación, el Pabellón de la Navegación forma parte del legado que la muestra universal dejó a los andaluces en la Isla de la Cartuja de Sevilla. Actualmente es propiedad de la Empresa Pública de Gestión de Activos S.A., dependiente de la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía.

Símbolo de Universalidad

El Centro Expositivo de la Navegación simboliza la universalidad de Sevilla, una ciudad que acunó dos emperadores romanos, fusionó las culturas cristiana y musulmana en monumentos de extraordinaria belleza arquitectónica, como la Giralda, y fue capital del mundo en la gestación del Descubrimiento de América y la primera circunnavegación.

Puente con América

Su misión es hacer de puente cultural entre Europa y América, recuperando, en su recorrido a través de la navegación atlántica, las voces de los hombres y mujeres que a lo largo de los siglos han cruzado el océano en una u otra dirección. El carácter abierto y polivalente del pabellón, sus modernas instalaciones y su privilegiado emplazamiento junto al Guadalquivir lo convierten en un excepcional punto de encuentro. Un lugar cargado de historia y aventuras en el que, desde la experiencia del pasado, nos embarcaremos hacia el futuro.

Organizaciones a las que pertenece

El Pabellón de la Navegación es miemb       ro asociado del International Congress of Maritime Museums, (ICMM), una organización que vela por la preservación de los barcos históricos y el suelo marino y que cuenta con más de 300 miembros en todo el mundo. Entre los centros españoles integrados en dicha organización figuran el Museo Naval de Madrid y el Museo Marítimo de Barcelona.